Testimonio 1

Testimonio 2

Testimonio 3

Me recomendaron mucho al Dr. Jaime Lozada, me dijeron que es de los mejores dentistas que yo podía acudir y que venía a la ciudad de Puebla. Nací con labio leporino por lo que a lo largo de mi vida me sometí a varias cirugías reconstructivas pero me faltaba el último paso, tener unos dientes permanentes para poder hablar y comer normalmente. La ortodoncia me ayudó a cerrar espacios y con los implantes, planearon la colocación de un puente fijo en la zona frontal de mi arcada superior. Desde entonces que fue en el 2009 a la fecha yo me siento muy feliz, sólo voy a limpiezas y revisiones.

MA LUISA P.
Mi experiencia antes de conocer al Dr. Jaime Lozada fue muy mala ya que me había atendido con una Dra. X que me colocó implantes y pienso ahora que no tenía experiencia. El resultado fue que perdí mucho hueso debido a la grave infección causada por esos implantes. Sin esperanza alguna de ser la persona que era, llegué en el año 2000 con el Dr. Jaime Lozada y el me devolvió la confianza y seguridad que yo había perdido. El Dr. Lozada me injertó hueso antes de colocarme implantes dentales y desde entonces estoy muy agradecido porque me siento una persona completa, lista para seguir mi vida laboral como médico que soy y seguir mi vida personal con mi familia.
JOSE MARIA C.

Mi salud dental la verdad nunca me esmeré mucho por las limpiezas y después padecí de una enfermedad periodontal que no me ayudó a mantener mis dientes en boca. Con los años fui perdiendo la mayoría de ellos. Acudí a consulta con el Dr. Jaime Lozada y me propuso la extracción de los pocos dientes flojos que tenía para colocar sólo cinco implantes en cada maxilar. Se planeó la cirugía bajo sedación y cuando terminaron yo salí de la clínica con toda una dentadura fija a los implantes. Salí con una Sonrisa Inmediata! Eso para mí vale oro porque tenía compromisos muy importantes y mi seguridad aumentó al 100%.

ARTURO M.

 Yo sufrí un accidente en motocicleta y perdí algunos dientes en la zona frontal por lo que era inminente que necesitaba a mi edad de los implantes dentales para reemplazar los ausentes. Asi fue como me recomendaron al Dr. Jaime Lozada y en la misma cirugía me injertaron un poco de hueso y se colocaron los implantes. Lo mejor de todo es que no sentí dolor en ningún momento y salí con una Sonrisa Inmediata porque me colocaron dientes provisionales a los implantes. Hoy en día ese recuerdo del accidente no me causó ningún trauma porque mi rostro y mi boca quedaron igual que antes del accidente. Gracias Dr. Lozada.

MIGUEL M.